Una ciudad solidaria

3300 kilos de solidaridad

Como cada año Grupo Grassi realizó su campaña solidaria bajo el nombre “2 toneladas de solidaridad”, la empresa le propuso a la ciudad sumar 2000 kilos de alimentos no perecederos. El objetivo fue felizmente superado, llegando a los 3300 kilos.

La empresa recolectó alimentos durante el mes de junio, convocando a los riocuartenses a donar alimentos a través de las redes sociales, publicidades en radios, medios gráficos, notas en los diferentes medios de comunicación y, parte fundamental de la campaña, el boca a boca de su personal.

Una ciudad solidaria

Uno a uno se sumaba kilos que la gente acercaba a Servicios Sociales Grassi y a las Farmacias Grassi. Las empresas sumaban grandes pasos con sus donaciones y a pesar del frío mucha gente se acercó a donar en la carpa ubicada en Plaza Roca a finales de junio.

Se juntaron más de 500 kilos de fideos, 300 kilos de polenta, entre otros alimentos. Pero la solidaridad fue más allá y la empresa recibió más 150 litros de aceite, casi 100 kilos de yerba y más de 130 kilos de leche en polvo.

Por su parte Grupo Grassi redobló la apuesta, no sólo su personal sumó kilos, sino que la empresa aportó la cantidad necesaria para completar los 3300 kilos de alimentos.

Entrega solidaria

La entrega de los 3300 kilos de alimentos no perecederos recolectados durante la campaña solidaria “2 toneladas de solidaridad se realizó en el mes de julio.

Nuestra ciudad cuenta con más de 28 comedores comunitarios ubicados en distintos puntos de la ciudad, cada comedor vive una realidad diferente. Algunos de ellos están situados en vecinales, otros en escuelas o viviendas particulares y aquellos más precarizados se encuentran a orillas de la costa del Río Cuarto, en habitaciones muy pequeñas, sin calefacción, sin mesas y sillas, pero con el corazón gigante de quienes trabajan allí cada día.

Existen comedores que entregan viandas o brindan de comer todos los días, otros, en cambio, sólo los días sábados, pero a veces no alcanza y los niños se acercan a la noche a buscar un paquete de fideos o pan para acompañar el mate cocido.

Cada comedor sabe la cantidad de familias que van a ir a buscar su vianda, algunos cocinan para 20 niños, otros en cambio para 250 personas, varios centros de cocción comentaron a Grupo Grassi que en el mes de junio se sumaron familias nuevas, muchas de ellas con madres solteras que no tienen trabajo.

Por este motivo Grupo Grassi los visitó durante el mes de junio, para poder conocer sus necesidades y la cantidad de personas que asisten a comer, y así poder realizar una repartición justa de lo recolectado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *